¡¡FELIZ SAN VALENTÍN!!

Querido marido:
No sabía que regalarte este San Valentín y qué mejor que unas palabras ahora que casi no tenemos tiempo de estar juntos.

Hace 19 años que nos conocemos y confieso que aún me pongo nerviosa cuando se acerca la hora de que llegues, me sigue gustando mirar cómo te afeitas y la cara de sueño con la que te levantas de la cama cuando suena el despertador. Me encanta que me abraces y me achuches como si estuviéramos solos en el mundo y que me hagas reir con cualquier tontería.

Últimamente nuestra vida ha cambiado un montón con la llegada de los peques, pero siempre buscas unas minutitos al final del día, aunque estemos agotados de tanto trabajo y niños, para decirme lo mucho que me quieres y acurrucarme debajo de tu brazo. Sé que a veces estoy de mal humor, pero tú sabes calmarme y comprenderme casi sin decir una palabra. Cuando estoy tristona sabes qué hacer para reconfortarme sin resultar empalagoso y cuando te lo propones puedes ser de lo más romántico.

Por todo ésto y por mucho más, sabes que eres el hombre de mi vida y con quién quiero compartir lo que me quede de ella, no concibo pasar los días sin tí. Eres de lo mejor que me ha pasado y lo sabes aunque a veces no te lo demuestre demasiado.

Aun a riesgo de resultar pesada y ñoña, te digo que te quiero con locura y que espero que pasemos juntos todos los días que nos quedan.




TQM.

Eva

Comentarios

Entradas populares de este blog

HABLEMOS DE... COVERMARK: SIN RASTRO DE MARCAS

BAJO LA LUPA... ANTIOJERAS CERNOR (1ª PARTE)

¿PARA PRESUMIR HAY QUE SUFRIR?