MIGRAÑAS: ¡¡QUÉ ME CORTEN LA CABEZA!!



Según la RAE (Real Academia Española) migraña o jaqueca es una cefalea (dolor de cabeza) recurrente e intensa localizada en un lado de la cabeza y relacionada con alteraciones vasculares del cerebro.
Según mi opinión es una p***** tener migrañas o jaquecas, creo que más clara no puedo ser.

A mí me duele la cabeza desde que tengo uso de razón. Recuerdo que era pequeña, estaba jugando con mis amigas en la calle y tenía que subirme a casa porque me dolía la cabeza. Con el paso del tiempo esas cefaleas, a las que no dieron importancia todos los médicos a los que me llevaron, se fueron convirtiendo en migrañas.
Me empezó a doler el costado izquierdo de la cabeza y siempre me empieza el dolor por detras del ojo de ese lado y se va extendiendo hasta ocupar toda la zona izquierda.
El primer día que vomité al tener una jaqueca pensé que me iba a morir porque tenía un tumor en la cabeza porque el dolor era muy localizado, tenía 18 años.
Después del susto morrocotudo que me llevé, no perdimos ni un día en ir al médico que nos mandó al neurólogo y tras las pruebas pertinentes me dió el diagnóstico:
  - "Tienes unas jaquecas de libro, no sabemos qué las produce ni cuanto tiempo te van a durar, lo más probable es que estén contigo TODA LA VIDA, pero tranquila que nadie se ha muerto de una migraña". Me recetó unas pastillas para las crisis y se acabó.
Toma ya!! me acababa de sentenciar PARA SIEMPRE y me dice QUE NO ME PREOCUPE?????

A partir de ahí empezó mi periplo por médicos, curanderos, acupuntores y demás. Todos me decían que me iban a quitar los dolores de cabeza, resultado: ha pasado de ésto 22 años y sigo parecido por no decir igual o peor porque para las crisis me han dado unas pastillas que son una bomba; lo que sí que he aprendido es a escuchar a mi cuerpo (también tengo lo que denominan el Aura que es que noto que me va a doler la cabeza aunque aún no me duela) y con los años he descubierto qué es lo que me produce migraña, para poder evitarlo, y cómo conseguir que se me pase antes el dolor.

Cada migraños@ es diferente, pero es cierto que solemos coincidir varios a la vez con dolor de cabeza, así que os voy a decir lo que me la desencadena a mí por si os sentís identificadas.
Me provoca una crisis:
   - Comer muchos plátanos, frutos secos, queso muy curado, mucho chocolate.
   - Tomar cualquier clase de bebida alcohóloca, aunque sea un sorbo.
   - Los cambios bruscos de temperatura.
   - Los ruidos muy fuertes.
   - La luz muy brillante.
   - Un disgusto grande que me haga llorar.
   - Un estado de ansiedad y/o nerviosismo, como por ejemplo un exámen.
   - La menstruación y la ovulación.

Consigo que se me pase antes el dolor:
   - Tumbándome en la cama o el sofá con las persianas bajadas y por supuesto a oscuras.
   - Poniéndome en la frente paños empapados en alcohol o un pañuelo alredeor de la cabeza apretado bien fuerte.
   - Si la migraña me lo permite, haciendo varias respiraciones profundas que a la vez que me relajan hacen que llegue más oxígeno al cerebro.
   - Rociando la almohada con alguna esencia relajante como la lavanda.

Estos consejos es para l@s  diagnosticad@s de migrañas o jaquecas, aunque seguro que cada uno tenemos nuestros trucos para evitarla o paliarla, éstos son los míos. Para l@s que os duela la cabeza y aún no esteis diagnosticad@s, mi única recomendación es que vayais al médico y que no os automediqueis porque se os puede cronificar el dolor y no sabeis lo que éso supone, no se lo deseo a nadie.

 Por éso cuando alguien os diga que no puede ir al trabajo o a clase porque tiene migraña no penseis que es un/a vag@, puede ser que esté en la cama retorciéndose de dolor o sentado en el suelo del cuarto de baño porque no para de vomitar.

Con esta entrada también me conoceis un poco más, pues hay mucha gente que no sabe que soy jaquecosa.

Sin más me despido hasta la siguente entrada que seguro que será pronto!!!


Besos.

Comentarios

Entradas populares de este blog

HABLEMOS DE... COVERMARK: SIN RASTRO DE MARCAS

BAJO LA LUPA... ANTIOJERAS CERNOR (1ª PARTE)

¿PARA PRESUMIR HAY QUE SUFRIR?