PON UN LIBRO EN TU MESILLA DE NOCHE (#2): "MUERTE ENTRE LAS ROSAS" DE MICHELE JAFFE

Lo que tiene ir siempre corriendo es, a parte de muy cansado, que normalmente salen las cosas mal, pero a veces no se sabe por qué salen estupendamente.
A mí me ha pasado el otro día cuando entré en la biblioteca tan tranquila con mis hijos para coger un libro cada uno, cuando de repente la bibliotecaria me dice: - "Perdona, pero en cinco minutos cierro", Quée!!! Cómo???, ufff qué estres!!! con lo que a mí me gusta mirar y remirar; pues nada los peques cogieron uno cualquiera de la sección de niños y yo cogí éste porque me "estaba mirando" aunque estaba en la zona de "adolescentes y literatura juvenil" y total lo mismo me daba, pues acerté de pleno.


La historia está narrada en primera persona y comienza cuando una chica, Jane, es encontrada medio muerta entre los rosales de una casa en un sitio de la ciudad al que ella no iba habitualmente. Consigue sobrevivir y se despierta del coma en la UCI de un  hospital sin poder hablar ni moverse y lo más importante: sin saber qué le ha pasado ni dónde estaba cuando, al parecer, fue atropellada. Poco a poco va recuperando la voz y el movimiento a la vez que la sospecha de que la han querido aseseinar va tomando forma en su cabeza. El problema es que como no se acuerda de nada cualquiera que haya estado lo sufientemente cerca de ella puede ser el asesino incluyendo a su novio, amig@s y familiares.



Me atrapó desde las primeras páginas (tiene unas 300 y pico) y desde que lo empezé no pude dejarlo hasta que lo acabé y eso que apenas tengo tiempo para leer.
Lo recomiendo totalmente a las personas que les gusta el suspense hasta la última página, se lee bastante rápido y siempre estás deseando saber qué pasará en el siguiente capítulo.
 Si lo leeis en un futuro o lo habeis leido ya contadme vuestra opinión.

¡¡Nos vemos pronto!!

Besetes.

Eva ^_^


Comentarios

Entradas populares de este blog

HABLEMOS DE... COVERMARK: SIN RASTRO DE MARCAS

BAJO LA LUPA... ANTIOJERAS CERNOR (1ª PARTE)

¿PARA PRESUMIR HAY QUE SUFRIR?